lunes, 16 de mayo de 2011

LA IMPORTANCIA DEL TACTO


EL TACTO

La piel nos envuelve por completo como un manto.
Es el más antiguo y sensible de nuestros órganos, nuestro primer medio de comunicación y nuestro protector más eficaz.
Tal vez sea la piel después del cerebro, el más importante de nuestros sistemas orgánicos.

La piel es el órgano más importante del cuerpo, cuando fallan los demás sentidos, la piel puede compensar su falta hasta un grado extraordinario.

El cerebro se apoya en el circuito de retroacción sensitiva que tiene establecido con la piel para realizar ajustes exigidos por la información que llega hasta el.

La piel es el órgano más grande del cuerpo, nos protege, nos contiene, nos avisa, nos termoregula, nos ayuda a eliminar toxinas, a través de la piel nos sentimos consolados, amados, respetados. Sin ver, sin oír, sin hablar, el toque táctil nos colma de información y de sensaciones profundas despertando la sensibilidad suprema que nos conecta con la esencia divina y la intuición.

EL TACTO AYUDA A DESCUBRIRSE.

El tacto-contacto es un necesidad profunda para el desarrollo biológico equilibrado del organismo y evolución del mundo emocional del ser humano.

El recibir estímulos táctiles (caricias, abrazos..) nos hace seres más pacíficos, altruistas, generosos, confiados, y autoestima equilibrada. A nivel fisiológico el recibir estímulos táctiles agradables hace que en nuestro organismo se liberen neurotransmisores y hormonas de la felicidad (hormonas del placer y bienestar) endorfinas, noradrenalina, dopamina, serotonina, oxitocina etc. inhibiendo las hormonas del stres.


A través del tacto-contacto se crean vínculos afectivos duraderos de confianza, cariño y respeto.

Además de ser lo que comemos, también somos lo que pensamos, sentimos, a nivel mental, emocional, energético, espiritual, también somos lo que recibimos en nuestra piel, lo que hemos recibido desde el principio de nuestra existencia .

En el cuerpo está la memoria de las vivencias y sus sensaciones, negativas y positivas, a través de la piel se accede a esos registros que salen a la luz para comprenderlos y sanarlos con el tacto nutridor y sanador.

Son muchos los estudios que hablan de los beneficios del contacto y los resultados negativos cuando falta el tacto y el contacto nutridor de afecto.

FUENTE: Ashley Montagu y Ana Díaz Cortés